Ejemplos



Las planarias
Midiendo cerca de 1,5 centímetros de largo, estos platelmintos pueden ser encontrados en cursos de agua, lagos y lugares húmedos. Se mueven con ayuda de cilios y se alimentan de moluscos, de otros gusanos y de cadáveres de animales mayores, entre otros ejemplos.
En la región anterior de su cuerpo, las planarias tienen su cabeza y los órganos de los sentidos: llamados ocelos, que son estructuras capaces de detectar contrastes entre claro y oscuro, pero que no forman imágenes, órganos auriculares, expansiones laterales de la cabeza capaces de percibir sensaciones gustativas y olfativas, auxiliando al animal en la localización de su alimento.
Su cuerpo es achatado dorsoventralmente y posee la boca localizada en la región ventral del cuerpo. El intestino de la planaria está bastante ramificado y actúa digiriendo los alimentos y distribuyendo a las demás partes del cuerpo.
La planaria adulta es hermafrodita, esto es, presenta tanto el sistema genital femenino como masculino. Cuando dos planarias están sexualmente maduras y se encuentran, ellas pueden copular.
Luego del intercambio de espermatozoides a través de los poros genitales, los animales se separan y los huevos son eliminados hacia el medio externo. En el interior de cada huevo, encerrado en cápsulas, se desarrolla un embrión, que se transformará en una joven planaria.
Las planarias tienen gran poder de regeneración. Cortando el animal en algunos pedazos, cada uno de ellos puede dar origen a una planaria entera. Como en la siguiente imagen lo podemos ver (García 2007).

Duelas

Existen unas 8000 especies; hermafroditas. Entre 0,5 y 80 mm de longitud. Carecen de coloración. La pared de su cuerpo está  recubierta  de  cutícula y desprovista de cilios. La epidermis es  sincitial (citoplasma distal); la parte del sincitio que contiene los núcleos (citoplasma perinuclear). Está incluida en el parénquima por debajo de la musculatura. En la epidermis existen espinas y diversas glándulas:  de penetración y de producción de quistes. La función de la pared del cuerpo es  protectora, excretora y de absorción de alimento.  Por debajo de la pared del cuerpo se sitúa el parénquima. En su interior existe un 
Sistema linfático que parece representar un sistema circulatorio primitivo. Consta de 1 a 4 tubos longitudinales a cada lado del cuerpo, no conectados  entre sí. Contienen fluido y células que se asemejan a células sanguíneas. Su función es la del transporte de alimento, gases y excreciones. Son hermafroditas. Forman huevos ectolecitos. Tienen ciclos vitales complejos de reproducción. No presentan procesos de regeneración. Algunas de sus formas larvarias 
Tienen la capacidad de reproducirse para dar nuevas generaciones de estados larvarios. 
Poliembrionía: simple multiplicación de células germinales por mitosis (Moreno 2006).

Tenia 
Se denomina comúnmente así a un grupo de un parásito intestinal de los vertebrados. Las tenias son gusanos planos cuya longitud puede ser desde unos 13 mm hasta unos 9 m. La tenia adulta se caracteriza por la presencia de una cabeza, o escólex, dotada de una corona de garfios que le permiten anclarse sobre la pared intestinal de su huésped. En el extremo trasero del escólex hay un cuello delgado en el que se generan asexualmente los segmentos del cuerpo, o proglótides (también proglótidos). Cada uno de ellos contiene órganos para la reproducción sexual, tanto testículos como ovarios; los segmentos más alejados de la cabeza son los que maduran con más rapidez y, una vez maduros, se separan del cuerpo del gusano y salen al exterior con las heces del huésped. Estas proglótides recién desprendidas contienen multitud de huevos y cada uno contiene una tenia embrionaria.
Cuando el segmento viviente es ingerido por otro huésped primario, la proglótide regenera un nuevo escólex, que se ancla a la pared intestinal, y la tenia reinicia su crecimiento por gemación asexual. Cuando los huevos son ingeridos, éstos se abren en el tracto intestinal y liberan formas larvarias que penetran en los tejidos del huésped y forman quistes. Las formas enquistadas reciben el nombre de cisticercos. El huésped que alberga esta fase recibe el nombre de huésped intermediario, por contraste con el huésped primario, en el que la tenia busca el canal alimentario y se desarrolla en él. Las larvas muestran, a menudo, selectividad respecto a los tejidos en los que se enquistan; por ejemplo, una especie ataca el hígado humano y al perro, mientras que otra ataca el cerebro de las ovejas, produciendo la enfermedad conocida como modorra. Cuando las larvas son ingeridas por un huésped primario, los jugos gástricos de éste las estimulan y se desarrollan, convirtiéndose en tenias adultas. Los adultos se anclan sobre las paredes intestinales y absorben los alimentos en parte digeridos a través de la superficie de su cuerpo; las tenias carecen de boca y de canales digestivos. En dosis apropiadas, existen varios vermífugos, sustancias venenosas que matan al gusano, que son eficaces en el tratamiento de la infestación por tenias. A menos que el escólex sea desalojado del intestino, el gusano no queda erradicado (Ibañez 2006).






2 comentarios:

  1. saben esta bueno pero le falta mas ejemplos no me sirvio mucho pero le s recomiendo que pongan mas ejemploss y tambien imagenes...!!! puede mejorar ! vmos adelante!!

    ResponderEliminar